Particionar el disco duro en Windows

Muchas veces necesitamos particionar nuestro disco duro porque quizás queremos guardar nuestra información aparte de la partición en la que se encuentra Windows, o bien, porque queremos instalar el otro sistema operativo sin perder el actual.

Antes de particionar, necesitamos desfragmentar la partición que queremos quitarle espacio, para que al momento de hacerlo no hayan pérdidas de datos.

Para desfragmentar hay que dirigirse a “Este equipo” y hay que pararnos en la partición de Windows y darle click derecho y seleccionar “Propiedades”.

En la ventana que se nos abre, nos paramos en la pestaña “Herramientas” y en la sección “Optimizar y desfragmentar unidad”, seleccionamos “Optimizar”.

Cuando se nos abra la ventana para optimizar la unidades, lo primero que tenemos que hacer es seleccionar la partición a desfragmentar, luego tenemos que darle en la opción “Analizar”. Por último, hay que darle en la opción “Optimizar”. Este proceso puede tomar un rato, dependiendo que tan fragmentado esta nuestro disco duro.

Al finalizar este proceso, ahora si podremos particionar tranquilamente nuestro disco duro sin perder datos importantes. Para ello, nos debemos ir al explorador de archivos y tenemos que darle click derecho para seleccionar “Administrar”. Allí, tendremos que seleccionar de la barra lateral izquierda, la opción “Administración de discos”.

Ahora hay que tener en cuenta que 1 GB (GigaBytes) es lo mismo que 1024 MB (MegaBytes), ya que a la hora de particionar vamos a tener que hacer un cálculo pequeño para lograr una partición correctamente con el espacio que realmente deseamos.

El cálculo es el siguiente:

1024 x [Cantidad en GB] = Cantidad en MB

Una vez hecho el cálculo, seleccionamos la unidad a particionar y le damos un click derecho para seleccionar en “Reducir volumen…”.

En la ventana para reducir el volumen de nuestra partición actual, debemos colocar en “Tamaño del espacio que desea reducir, en MB” la cantidad que hemos calculado antes. Para finalizar, le damos en “Reducir”.

Ahora, ya hemos particionado nuestro disco duro sin perder nada. Esto se debe ver de la siguiente forma:

Así ha quedado nuestra partición. Para usarla en Windows hay que darle click derecho y seleccionar en “Seleccionar nuevo volumen simple…”, para luego seguir con los pasos para hacer el volumen.

De una forma sencilla y con unos tips para no perder tus datos mientras haces este proceso, se ha logrado tener otra partición para usarla en lo que queremos. ¿Qué te pareció este proceso?