¿En qué consiste un masaje balinés?

El masaje balinés es considerado como uno de los más ancestrales, pues su origen se remonta mucho tiempo atrás realizado en la isla de Bali, en Indonesia. Es considerado como una práctica de sanación, que se lleva a cabo con una herboristería muy peculiar, la cual aumenta el estado de bienestar de quien recibe el masaje.

Por lo general, el masaje balinés se encarga de relajar todos los músculos del cuerpo a través de la presión con la mano y los dedos, para lograr un estado de bienestar absoluto de quien lo recibe. Otra de las características del masaje tan peculiar es que utiliza hierbas y aceites naturales, para relajar completamente al paciente, quien se marcha de la sesión completamente sedado.

¿Cuáles son los beneficios de recibir un masaje?

Uno de los beneficios más significativos a la hora de recibir un masaje es eliminar las tensiones que se pueden acumular en el área de la espalda. Asimismo, un masaje realizado por una persona avezada en la cuestión, permite mejorar no solamente la circulación sanguínea sino también restablecer el ritmo intestinal de manera absolutamente natural.

Un estado de estrés generalizado se puede mejorar sustancialmente si se recibe masajes por un período de tiempo determinado. De este modo, se logra un estado de bienestar completo, que permite mejorar de manera sustancial la calidad de vida de la persona.

Además, otra de las ventajas de recibir un masaje es que disminuye la presión sanguínea, por lo tanto, es una manera natural de mantener los niveles dentro de sus parámetros normales. También permite reducir el dolor corporal de manera significativa, lo cual es recomendado en caso de sobre entrenamiento o simplemente por cansancio generalizado.

Un buen masaje permite sentirse más liviano

Si bien escuchar decir que los masajes adelgazan parece una broma, en realidad es cierto, pues activan el sistema linfático y eliminan las toxinas del cuerpo. Pero cuando se dice que un buen masaje permite sentirse más liviano se hace referencia específicamente al hecho de que al eliminar el estrés, la sobrecarga emocional queda totalmente relegada.

Debido a que los masajes otorgan un bienestar generalizado, los pacientes con patologías severas suelen utilizarlos para sentirse más confortables y dejar atrás el dolor y la ansiedad que produce la dolencia que tengan.

En definitiva, un masaje permite recuperar energía, dejar de lado los problemas y liberar el espíritu de la pesadez que provocan los conflictos cotidianos. De este modo, la persona se siente más aliviada y en completo equilibrio con su cuerpo, mente y alma, al salir de una sesión de masaje integral; por lo tanto, resulta ser una excelente inversión para realizar al menos una vez al mes.