El uso de microrrobots en lugares peligrosos

El gobierno del Reino Unido está invirtiendo millones en el desarrollo de microrrobots diseñados para trabajar en redes de tuberías subterráneas y en sitios peligrosos como las instalaciones nucleares clausuradas. La ambición es que los robots, desarrollados en las universidades británicas, marquen el fin de las obras de construcción de carreteras costosas y perturbadoras mediante la realización de reparaciones sin necesidad de excavar las carreteras.

Las versiones aerotransportadas y subacuáticas también pueden inspeccionar y mantener lugares de difícil acceso, como parques eólicos en alta mar o recipientes a presión de petróleo y gas. Chris Skidmore, el ministro de ciencia, anunció una inversión total de 26,6 millones de libras esterlinas en 15 proyectos, incluido el desarrollo de robots para operaciones de tuberías subterráneas. Dirigido por el profesor Kirill Horoshenkov de la Universidad de Sheffield y respaldado por una subvención gubernamental de 7,2 millones de libras esterlinas, el programa de investigación en colaboración también contará con la participación de científicos de las universidades de Birmingham, Bristol y Leeds.

Un gran avance

Se espera que los dispositivos de 1 cm de largo utilicen sensores y sistemas de navegación para encontrar y reparar grietas en las tuberías, evitando la interrupción de los trabajos de construcción de carreteras que se calcula que cuestan 5.000 millones de libras esterlinas al año a la economía.

Los restantes 19,4 millones de libras financiarán la investigación sobre el uso de la robótica en entornos peligrosos, incluidos los aviones teledirigidos para la vigilancia de oleoductos o la inteligencia artificial capaz de establecer la necesidad de reparaciones en los satélites en órbita.

Skidmore dijo: “Mientras que por ahora sólo podemos soñar con un mundo sin obras que interrumpan nuestras vidas, estos robots reparadores de tuberías anuncian el comienzo de la tecnología que podría hacer realidad ese sueño en el futuro.

“Desde el despliegue de robots en nuestra red de tuberías, para reducir los retrasos de tráfico, hasta el uso de robots en los lugares de trabajo para mantener a la gente más segura, esta nueva tecnología podría cambiar el mundo en el que vivimos para mejor. Los expertos de nuestras mejores universidades del Reino Unido en todo el país están bien equipados para desarrollar esta nueva e innovadora tecnología”.

Inversión en tecnología del futuro (y presente)

El nuevo financiamiento proviene del Fondo de Desafío de la Estrategia Industrial del gobierno y será entregado por UK Research and Innovation (UKRI). Sir Mark Walport, director ejecutivo de UKRI, dijo: “Los proyectos anunciados hoy demuestran cómo los robots y la inteligencia artificial revolucionarán la forma en que llevamos a cabo tareas complejas y peligrosas, desde el mantenimiento de parques eólicos marinos hasta el desmantelamiento de instalaciones de energía nuclear.

“También ilustran el papel de liderazgo que los innovadores del Reino Unido están desempeñando en el desarrollo de estas nuevas tecnologías que mejorarán la seguridad y aumentarán la productividad y la eficiencia”.