¿Cómo proteger tu smartphone?

Comprar un smartphone supone una gran inversión hoy en día, pero eso debemos cuidarlo desde el primer momento. De hecho, no deberías salir de la tienda sin mirar las fundas de móvil, ya que son la clave para evitar accidentes fatales.

Los protectores de pantalla también te pueden salvar de una buena, aunque sobre todo en los primeros meses se recomienda contratar un seguro que no arruine el desembolso inicial. Pagar un poco más al mes puede permitir que la reparación salga gratis, así que más vale prevenir que curar.

Protegerlo también por dentro: evitar hackers

Los ciberdelincuentes se dirigen cada vez más a su dispositivo móvil porque contiene datos valiosos como contraseñas y nombres de usuario bancarios, inicios de sesión en comercio electrónico y medios sociales e información personal que se puede utilizar en estafas de robo de identidad.

La buena noticia es que unas cuantas buenas prácticas sencillas pueden proteger sus datos contra las ciberamenazas más comunes, incluyendo malware, phishing y hacking.

Hay algunos pasos sencillos que los usuarios pueden dar para mejorar la seguridad de los teléfonos inteligentes. Los propietarios de Smartphones deben bloquear siempre su dispositivo: es simple, seguro y fiable y sigue siendo la mejor manera de proteger los dispositivos cuando no están en uso.

Reducir los riesgos de tu teléfono móvil

El mayor riesgo para la seguridad móvil es la pérdida o el robo del Smartphone y, en tal caso, es mejor evitar que un ladrón acceda a datos personales como los de las redes sociales, los datos bancarios en línea o haciendo llamadas inesperadas desde el teléfono perdido.

Es mejor bloquear nuestros dispositivos móviles con un código o reconocimiento de huellas dactilares. Se desaconseja a los usuarios de teléfonos que descarguen aplicaciones de sitios web no oficiales, y debería limitarse a obtener aplicaciones de una tienda oficial como la Google Play Store.

Todas las aplicaciones Android se someten a rigurosas pruebas de seguridad antes de aparecer en Google Play Store. Esto significa que es raro que una aplicación de terceros llegue a la tienda de Google Play que no haya sido sometida a controles de seguridad.

Los usuarios de teléfonos también pueden instalar una aplicación antivirus para mayor tranquilidad. Hay algunas ofertas buenas y gratuitas como Avast Mobile Security Antivirus, así como aplicaciones de pago asequibles como Trend Micro y Norton Mobile Security.

El propio Google Play Protect de Google hace un buen trabajo al escanear tu dispositivo y mantenerlo alejado del malware, y también puedes instalar una aplicación antivirus de terceros que identifique las amenazas conocidas y evite que pongan en peligro tu dispositivo o tus datos.

También se aconseja a los usuarios de teléfonos que desactiven las conexiones inalámbricas cuando no estén en uso y que desconfíen de los inicios de sesión en línea.

Desactivar las conexiones que no utilices

Esto no sólo impedirá que los hackers accedan a los datos de tu teléfono, sino que también te ayudará a conservar la duración de la batería. El smartphone Android está diseñado para ser seguro e incluye muchas características para proteger la información personal del usuario de ladrones y estafadores, pero cualquier medida de prevención es poca ante los avances en las brechas de seguridad.