Cómo elegir los mejores motorreductores del mercado

Los motorreductores son uno de los inventos más antiguos y desarrollados por el hombre. Su uso es controlar la velocidad de un motor mediante un juego de engranajes, que redistribuyen la fuerza del motor, modificando el toque o par que ejerce en el contiguo engranaje de forma segura y eficiente.

Elegir los mejores motorreductores del mercado puede ser una tarea un poco complicada, si no conocemos unos criterios. Hoy vamos a ver algunas claves para que puedas elegir desde motores reductores eléctricos pequeños hasta los más grandes de una forma sencilla y precisa.

Errores comunes a la hora de elegir un motorreductor

Un error muy común es elegir el reductor por la comparación con máquinas similares sin prestar atención a las particularidades de cada proyecto.

Otro error bastante cotidiano  es utilizar motorreductores estándares, sin atender a aspectos que pueden condicionar la eficiencia y la exactitud del movimiento a medio o largo plazo. A la hora de gestionar proveedores, es realmente importante conocer la calidad de los materiales, el tipo de tratamiento que han recibido cada componente de la caja reductora, la metodología que se sigue en cuando se fabrican las piezas, las pruebas de esfuerzo o fatiga que se le han realizado, entre otras particularidades.

El último error frecuente que vamos a comentar, es el de pensar que la seguridad del movimiento pasa por sobredimensionar los componentes, lo cual es altamente perjudicial en asegún qué sistemas. Como en el accionamiento con servo motores, ya que esto provoca un incremento de la inercia.

Escoger los motorreductores más adecuados

Lo primero que tenemos que tener en cuenta, es que cada reductor tiene que ir acorde a las necesidades de nuestro proyecto. Debemos pensar bien cada detalle, porque si no, como hemos visto en los alguno de los errores comunes, puede ser incluso peligroso. Por tanto, y para seleccionar correctamente una unidad de reducción, debe tenerse en cuenta al menos la siguiente información básica:

  • Las características de operación: Si la potencia va en Hp o Kw; la velocidad, las RPM de entrada y de salida; la relación de reducción; y el toque o par máximo a la salida en kg-m o Nm.

  • Las características del trabajo a realizar: El tipo de máquina motriz, si es motor eléctrico, a gasolina, hidráulico, etc; el tipo de carga, uniforma, con choque, continua, discontinua, etc; el tipo de acople entre la máquina motriz y el reductor; los arranques por hora, la inversión de marcha; y la duración del servicio en horas o días.

  • La ejecución del equipo: Los ejes a 90 o 180; y el eje de salida horizontal, vertical, etc.

  • Las condiciones del ambiente: la humedad y la temperatura, entre otros.