5 factores para comprar una llave dinamométrica

En el momento menos esperado, por una u otra razón, puede surgir la necesidad de emplear una llave para ajustar algún tornillo o tuerca, sin embargo, cuando se trata de optar por el método más adecuado para realizar alguna de estas operaciones con la precisión que realmente se requiere, en algunas ocasiones las llaves comunes no son las más idóneas para lograr tales propósitos.

De esta forma, lo más recomendable para ajustar estas piezas consiste en comprar llave dinamométrica que se caracteriza por incluir un pequeño muelle que hace clic cuando se está utilizando para apretar una tuerca o tornillo.

¿Qué es una llave dinamométrica?

Las llaves dinamométricas son herramientas que avisan cuando las tuercas o los tornillos han sido apretadas de forma ideal debido a que cuentan con una graduación marcada en estos instrumentos que se puede ajustar previamente, así como también tienen la propiedad de que se vuelven más largas o cortas según la finalidad para la que sean empleadas.

¿Qué factores se deben considerar cuando se va a comprar una llave dinamométrica?

Aunque existen distintos factores que se deben evaluar antes de decidir comprar una llave dinamométrica, cada persona debe tomar en consideración las características que posee la herramienta que elijan comprar.

En este sentido, se pueden consultar las especificaciones de estos productos en algunos sitios web especializados en esta materia, los cuales también son un excelente medio donde llevar a cabo la compra de estas herramientas porque suelen ofrecer precios muchos más accesibles que en el mercado tradicional.

Algunos de los factores que se deben considerar al momento de comprar una llave dinamométrica son los siguientes:

El principal factor que debe evaluarse es la marca de las llaves dinamométricas porque aunque existen algunas que no poseen una que sea reconocida y son de buena calidad, en la mayoría de las ocasiones esto no suele ocurrir, por lo cual, siempre será más conveniente adquirir una que sea de una prestigiosa porque esto servirá como garantía para saber que se cuenta con un producto de una estimable calidad.

  • Evaluar que las llaves tengan la mayor cantidad de vasos o puntas hexagonales posibles debido a que estos son los elementos que deben colocarse en la llave, permitiendo realizar el debido ajuste de las tuercas o tornillos.

  • De este modo, si se cuenta con estas variadas alternativas de vasos o puntas hexagonales, se tendrán más opciones en lo que se refiere a los tamaños de las tuercas o tornillos que se tengan que ajustar.

  • Analizar la fuerza que posee la llave, siendo recomendable que esta sea lo más alta posible y oscile entre el 20 y el 100% porque cuando se halla por debajo del 20%, el margen de error de lectura suele ser más alto.

  • Verificar que el peso de las llaves sea el adecuado de acuerdo a las necesidades que tengan las personas, porque si se requiere tenerlas en un momento en el que por ejemplo, se esté manejando una bicicleta, lo ideal es que sean más ligeras que si van a ser guardadas en una caja de herramientas.

  • Optar por comprar una llave que posea un mango que sea ergonómico y antideslizante porque servirá como un mecanismo de protección, evitando que esta herramienta se resbale y pueda lastimar a la persona que la esté manipulando.